¿Sobreviven Los Animales Sin Los Hombres?

[]

¿Conoces la especie froment de León? Es una raa de vacas que se ha hecho tan rara que apenas cuenta con una veintena de individuos. No daban ni bastante leche, ni bastante carne para satisfacer las necesidades de nuestra sociedad moderna. Su criana, como la de otras numerosas raas, fue abandonada, pues, en beneficio de variedades más rentables. Tales ejemplos son numerosos, desde los caballos de tiro, reemplaados por la mecaniación, hasta los cerdos, los asnos, las cabras y los corderos. Como han sido seleccionados por los hombres y su existencia no depende más que de ellos, estas raas desaparecen. Los animales domésticos son totalmente dependientes de las necesidades humanas. Numerosas variedades, de vacas, de corderos, de cerdos, están demasiado cambiados con respecto a sus antepasados salvajes y no pueden sobrevivir solos. Su cerebro es en promedio más pequeño que el de sus primos salvajes. Incapaces de huir o de defenderse frente a los depredadores, poco habituados a buscar ellos mismos su alimento, sensibles a numerosas enfermedadesy a los climas cambiantes, estos animales son incapaces de prescindir de los hombres.

[]

Tanto más cuanto que la mayor parte de estas raas no están mantenidas más que por cruces sabiamente seleccionados. Que se detenga esta selección, y la raa se extingue por sí misma.

Sin embargo, no todos los animales domésticos desaparecen cuando los hombres los abandonan a su suerte, o cuando recuperan su libertad. Existen en el mundo entero poblaciones de animales domésticos convertidos nuevamente en salvajes. Uno de los casos más célebres es el de los dingos. Estos perros, introducidos por los hombres en el continente australiano, han recuperado su libertad. Se han convertido en verdaderos animales salvajes y causan además serios daños a la fauna australiana natural.

Lo mismo ocurre con los famosos mustangos, caballos «salvajes» de América del Norte, que no son más que caballos introducidos nuevamente por los colonos europeos y que han recuperado la libertad. Y ¿sabes que el único lugar del mundo donde se encuentran aún dromedarios salvajes es Australia, mientras que estos animales son domésticos en África y en Oriente Medio? Allí también los han introducido los hombres como animales de carga, después de haberlos abandonado a su suerte cuando no tuvieron necesidad de ellos.

Compártelo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *