¿Pueden Los Animales VIVIR En Lo Alto Del EVEREST?

[]

Los únicos animales que han pisado la cumbre del Everest son probablemente los hombres. Porque la vida no es posible en todos los puntos de nuestro planeta. De hecho, no está instalada permanentemente más que en una fina capa de unos diámetros de espesor que rodea la Tierra: la biosfera. Agua y aire, tal sería la sencilla definición de su composición.

Temperaturas demasiado bajas o demasiado elevadas, oxígeno demasiado raro, son factores que limitan la expansión geográfica de los animales. Cuando se sube en altitud, el aire se hace cada ve más difuso. Siendo muy débil la presión atmosférica, el oxígeno se rarifica. Para un habitante de las llanuras, la respiración se hace difícil desde los 3 000 o 4 000 metros de altitud.

Sin embargo, los hombres viven a más de 4 000 metros en el Himalaya o la cordillera de los Andes. Y con ellos, los animales. Si se subiese a uno de nuestros corderos a estas altitudes, se sofocaría a los primeros esfueros. Esto es debido al hecho de que ni él ni nosotros estamos aclimatados a tales altitudes y a su falta de oxígeno. La solución reside esencialmente en las capacidades de la sangre para captar el poco oxígeno disponible. Los habitantes de las montañas muy altas, ya sean hombres o animales, poseen muchos globulos rojos en su sangre. Esto es también lo que nos ocurre al cabo de algunos días de adaptación en estas tierras altas.

A pesar de estas condiciones de vida difíciles, los animales salvajes sobreviven incluso más arriba, Se pueden encontrar yacks, por ejemplo, hasta los 6500 metros. Más sorprendente aún: algunos felinos habitan en las alturas del Himalaya. Es el caso de la espléndida pantera de las nieves, que trepa hasta los 5 500 metros en verano. Y con ella, naturalmente, todo un conjunto de herbívoros de los que ella se alimenta.

[]

Pero el récord de todas las categorías de altitud está ostentado por las aves. Los pilotos han señalado vuelos migratorios a más de 8 000 metros.

¿Quién da más?

Compártelo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *