La Raya santiaguesa o Raja naevus

[]Características: Disco ancho y romboidal (borde anterior ligeramente escotado) con “alas” redondeadas. Hocico formando un ángulo obtusa con puntas diminutas. Piel de la cara dorsal, menos algunas onas de las “alas” que son lisas espinosa; los animales adultos cuentan con 4 hileras de aguijones sobre la cola, de los cuales dos tienden hacia delante; los ejemplares jóvenes están provistos sólo de una hilera de aguijones sobre la cola; también se encuentran onas aisladas de aguijones sobre las “alas”, los lados de la cabea y junto a los ojos; cara ventral, salva el borde anterior del disco, liso. Dentadura: 50 o 60 dientes en cada mandíbula, puntiagudos tanto en los machos como en las hembras, 2 aletas dorsales pequeñas situadas muy cerca la una de la otra, en el extremo de la fuerte cola medianamente larga. Aleta caudal rudimentaria; no posee aleta anal.

Color: La cara dorsal oscila entra el marrón claro y el grisáceo, con manchas más claras; en el centro del disco se encuentran 2 manchas negras con un jaspeado amarillo. Cara ventral blanquecina.

Longitud: máx 70 cm.

Distribución: En el Atlántico nororiental, desde las islas Feroe, las Shetland, Skagerrak, Kattegat, alrededor de Inglaterra e Irlanda hasta la costa del noroeste de África (Marruecos). Mediterráneo. En fondos de arena, normalmente a más de 200 m, animales de mayor edad hasta 100 metros de profundidad como máximo.

Modo de vida: Todavía se conoce poco sobre esta especie de rayas (que se confunde frecuentemente con la muy parecida circularis y con la miraletus, se suele encontrar yaciendo sobre la arena o semienterrada hasta los ojos; con los espiráculos toma el agua necesaria para respirar. Cubre a sus víctimas con el cuerpo. Ovípara; las cápsulas transparentes y amarronadas (5,9-6,7 x 3,4-4,1 cm), con dos pares de apéndices, uno largo y otro más corto, se fijan a la arena. El período de incubación dura unos 8 meses; los alevines miden al nacer 12 cm aproximadamente.

Alimentación: Animales del fondo, preferentemente gusanos, crustáceos y peces pequeños; también caracoles y mejillones.

Parientes:La malitensis vive a 60-250 m de profundidad junto a Malta, delante de las costas de Túne y Argelia.

Compártelo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *