La Raya bastarda o Raja microocellata

[]Características: Disco ancho y romboidal, con borde anterior sinuoso y bordes de las aletas pectorales (“alas”) angulosos y puntiagudos. Piel lisa, sólo la parte anterior del disco está provista de dentículos cutáneos; a lo largo de la línea dorsal se encuentra una hilera longitudinal de pequeños aguijones y otra hilera similar a ambos lados del eje de la cola. Ojos y espiráculos pequeños. La boca, casi recta, y las 5 hendiduras branquiales se encuentran en la cara ventral. 2 aletas dorsales casi del mismo tamaño muy cerca la una de la otra junto al extremo del eje de la cola delgado y moderadamente largo. Aleta caudal rudimentaria; no presenta aleta anal. Los radios posteriores de la aleta ventral transformados en órganos prensores y copuladores estiloides en los machos.

Color: El color de La Raya bastarda es en su cara dorsal, según el lugar donde habite, gris o amarronada con pequeños puntos blancos y líneas ondulantes. Cara ventral blanca.

Longitud: máx 82 cm.

Distribución: Atlántico nororiental, desde el sur de Irlanda, Cornualles y el canal de la Mancha hacia el sur hasta la costa noroccidental africana (Marruecos). No se encuentra en el mar del Norte ni en el Mediterráneo. Aguas litorales, hasta 100 m de profundidad como máx; prefiere los fondos arenosos poco profundos pero, aunque esta especie suele ser muy frecuente en determinadas onas, no se encuentra en absoluto en biotopos similares.

Modo de vida: Activa durante el atardecer y la noche, por el día permanece semienterrada en la arena hasta los ojos y los espiráculos, de modo que sólo se puede distinguir su contorno. La biología reproductora de esta frecuente especie todavía es muy poco conocida. Ovíparas; los huevos parecen almohadillas y las cápsulas córneas son de un marrón verdoso (8,7-9,5 cm de largo, 5,4-6,3 cm de ancho) con apéndices córneos en cada esquina (en un extremo 2 largos y delgados y en el otro 2 cortos y retorcidos).

Alimentación:pequeños animales del fondo, sobre todo crustáceos (langosta y quisquillas), pero también otros pequeños animales invertebrados y peces del fondo (pequeños peces planos, saltones).

Compártelo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *