La Marsopa Común o PHOCOENA PHOCOENA

[]Familia: Phoeoenidae

Otros nombres vernáculos: tonina

Categoría de amenaa

IUCN: Insuficientemente conocida

España: Vulnerable

Contentenido

Rasgos morfológicos

Son odontocetos de cuerpo rechoncho de sección circular. La cabea es pequeña, con el hocico muy corto, sin pico diferenciado. La comisura de la boca es recta, en ligera pendiente hacia el ojo. Los dientes, de 19 a 28 pares en cada mandíbula, tienen coronas aplanadas, en forma de aada, que con el uso se hacen cónicos. La aleta dorsal es corta y triangular, está situada hacia la mitad del cuerpo, con poca o ninguna concavidad en el borde posterior, siendo su extremo romo. Las aletas pectorales son pequeñas, de forma oval, con la punta algo redondeada. La aleta caudal con una escotadura central poco profunda y los bordes posteriores un poco cóncavos, terminados en puntas ligeramente redondeadas.

Tamaño de la Marsopa Común

Es la más pequeña de las especies de cetáceos del Atlántico. Difícilmente llega hasta 2 m con un peso de 45 a 70 kg; las hembras pueden ser un poco mayores que los machos. Los recién nacidos miden de 70 a 90 cm y pesan unos 5 kg, siendo muy parecidos a los adultos excepto en su coloración, que es más opaca.

¿Qué color tiene la Marsopa Común?

La Marsopa Común es de color pardo oscuro en el dorso, el vientre blanco, los costados grises variando en extensión. Las aletas dorsales, pectorales y caudales son totalmente negras, así como la cola. Tienen una franja gris oscura desde la base de las aletas pectorales hasta la comisura de la boca.

Reproducción de la Marsopa

El apareamiento tiene lugar entre los meses de mayo a septiembre, con mayor intensidad entre junio y agosto. La gestación dura 10-11 meses, y las crías nacen entre mayo y primeros de agosto. El parto suele ocurrir en aguas alejadas de la costa, si bien una ve producido éste, la madre y su cría se mueven hacia onas protegidas. La lactancia puede durar hasta 8 meses, aunque los jóvenes permanecen junto a su madre hasta el nacimiento de la siguiente cría.

Alcanan la madure sexual a los 3 o 4 años; paren una cría cada año, que al nacer mide aproximadamente la mitad del animal adulto. El intervalo entre partos es probablemente de 2 años.

Alimentación

Se alimentan fundamentalmente de peces, como sardinas, jureles y lirios, sin despreciar otros; en su dieta se incluyen crustáceos y calamares, habiéndose observado la presencia de alguna especie de alga en su estómago, así como de invertebrados bentónicos. Muchos pueden quedar atrapados en las redes y morir al enmallarse en ellas.

Distribución y hábitat

Típicamente costera está ampliamente distribuida por todo el hemisferio norte, desde el Ártico basta los trópicos, incluyendo el Mediterráneo y el mar Negro. No suele encontrarse en aguas con profundidades superiores a los 200 m. Es frecuente en bahías, estuarios e incluso en onas fluviales sometidas al influjo de las mareas.

Es la más frecuente de todas las especies de delfínidos. Muchos stocks pueden tener una distribución geográfica limitada, realiando migraciones de carácter local, pero manteniéndose aislados.

Observación en el mar

Es un animal tímido y difícil de acercarse, tampoco se le ve en los días de mal tiempo, no nada en el oleaje ni salta fuera del agua o levanta la aleta caudal.

Constituyen manadas de más de 100 individuos, siendo las más frecuentes las formadas por unos 2 a 10 animales. Nadan despacio en la superficie. Su soplo no es frecuente verlo pero sí oírlo. Cuando se están alimentando emergen a intervalos de 10 a 20 segundos, unas cuatro veces seguidas, sumergiéndose luego durante 2 a 6 minutos. Cuando se desplaan emergen a intervalos de 1 minuto unas ocho veces.

Soportan mal la cautividad y mueren pronto. Se conoce un caso de supervivencia en esta situación de 14 meses, así como de un parto. La mortalidad habida en los animales cautivos quiá fuera debida a que se trataba de animales enfermos o lastimados en operaciones de pesca.

Puede confundirse con: Distintas especies de delfines con las que comparten su área de distribución.

Explotación de la Marsopa Común

Siendo animales costeros, son especialmente vulnerables. Se las caaba como alimento y para obtener aceite para lámparas de alumbrado y en medicina. Se estima que se produce una elevada mortalidad de esta especie en las pesquerías que utilian redes pelágicas de deriva.

Actualmente son capturados en Groenlandia para consumo humano unos 1,000 individuos anualmente. Los pescadores vascos, tanto los franceses como los españoles, solían matar algunos ejemplares durante la costera del bonito y obtener carne para su consumo.

Compártelo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *