¿Hay Monstruos En Las Profundidades Marinas?

¡Cuidado los curiosos! Las oscuras profundidades marinas no han inspirado jamás confiana a los hombres.

[]Horribles monstruos las frecuentarían e impedirían el acceso a ellas. Esto es lo que pensaban los marinos de la antigüedad, y esto es igualmente lo que Julio Verne no ha dudado en describir.

Contentenido

[]

Al dragar los fondos marinos, o más recientemente sumergiéndose para ver de cerca lo que allí pasa, los científicos han hecho descubrimientos al alcance de las imaginaciones. Peces muy extraños habitan, en efecto, en las profundidades oceánicas. Fauces desmesuradas, grandes dientes puntiagudos, estómagos «extensibles», estos animales están verdaderamente fuera de lo común. Se los imaginaría naturalmente en una película fantástica, pero no en nuestro planeta.

¿Debemos, sin embargo, tener miedo?

No, porque la mayoría cabe en la mano y su aspecto monstruoso se explica perfectamente. Su medio de vida es de los más hostiles. El alimento es raro, la oscuridad, absoluta. Ninguna planta vive a estas profundidades. Allí, la temperatura es de 4oC y la presión enorme. Para alimentarse no hay más que dos posibilidades: contentarse con la lluvia de desechos que cae de la superficie o bien atrapar y devorar a su vecino. Esto explica la enorme boca armada de dientes acerados, que no deja ninguna oportunidad al imprudente o al curioso que se acerca demasiado al señuelo luminoso que poseen muchos de estos peces. Esto explica, igualmente, los estómagos extensibles, porque es preciso saber aprovechar todo lo que se presenta.

Pero la vida de las profundidades no se reduce a estos extraños peces. Descubrimientos recientes son aún más sorprendentes. En el centro de los océanos, allí donde la Tierra extiende continuamente sus entrañas, fuentes de agua caliente albergan comunidades animales muy curiosas. Lombrices, mariscos, arañas de mar son allí de gran talla y viven lejos del resto del planeta. Las bacterias «respiran» allí aufre y no oxígeno, demasiado raro.

En cuanto a los pulpos gigantes, lo son de hecho los calamares. Su existencia fue supuesta durante largo tiempo por los caadores de ballenas, asombrados por las enormes heridas que llevan los cachalotes.

El Architeuthis, éste es el nombre científico de este calamar gigante, puede medir de 10 a 30 metros de largo.

Compártelo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *