Espátula COMÚN o Platalea Leucorodia

[]Longitud: 80-90 cm

Envergadura: 120-135 cm

Peso: 1,3-1,4 kg

Periodo de cría: abril a septiembre

Puesta: 3-4 huevo

Incubación: 24-25 días

Vuelo: 45-50 días

La mayor parte de las parejas que crían en nuestro país lo hace en unas cinco colonias en Andalucía, todas ellas muy relacionadas entre sí pero muy poco con el resto de las poblaciones europeas, lo que haría muy difícil su recuperación en caso de que algún problema grave las afectara, aquí o en sus onas de invernada al oeste del continente africano.

Contentenido

¿Dónde vive la Espátula común?

La distribución en la región paleártica es amplia pero fragmentada, pues se extiende desde Europa occidental hasta China, la India, Mar Rojo y norte de África. En Europa occidental cría en Holanda, Dinamarca, Francia, Portugal y España, en este último caso, sobre todo, en las marismas del Guadalquivir, del Odiel y de Isla Cristina, y en la bahía de Cádi. Se reproduce ocasionalmente en Extremadura y se observan abundantes ejemplares en paso en las marismas de Santoña (Cantabria).

Biología de la Espátula común

Le gustan las aguas poco profundas, costeras, y no muestran remilgos a su mayor o menor salinidad. En ellas encuentra su alimento, una amplia gama de pequeñas presas, desde peces y anfibios hasta crustáceos y otros invertebrados. Su forma típica de alimentarse, barriendo la superficie del agua en semicírculo con el pico (formando frecuentemente un frente de avance en grupo), se debe a que poseen numerosas terminaciones nerviosas en éste, lo que les permite comer incluso de noche.

Nidifica colonialmente, a veces en grupos muy grandes y compartiendo el espacio con garas y cigüeñas. El soporte puede ser un gran alcornoque o pino, un grupo de arbolillos más pequeños, como los sauces, o incluso el suelo o la vegetación marismeña de baja altura.

No es raro que exista intercambio entre las colonias próximas y las espátulas pueden alternar la cría en dos colonias diferentes. Cuando terminan el periodo de reproducción, y antes de la migración, las aves procedentes de las distintas colonias forman grandes bandos únicos para alimentarse en los cultivos marinos de Veta la Palma, la única ona que queda encharcada en el verano marismeño.

ASÍ SE MUEVE

Es una especie migradora en toda su área de distribución, tan sólo con poblaciones residentes en el norte de África y el Golfo Pérsico. En Europa existen dos poblaciones prácticamente independientes, la occidental, donde se incluye España, que inverna sobre todo en Mauritania y Senegal, y la central y oriental, que inverna en Túne y Sudán. Las aves asiáticas invernan en India, Sri Lanka, sur de China y Japón. En España se da una cierta invernada de aves norteñas.

AMENAAS

Las amenaas son de diverso origen según la ona de nidificación. En las marismas del Odiel, la pérdida de nidos es frecuente y se debe a las mareas vivas, mientras que, en Doñana, dicha pérdida debe atribuirse a la veje y fragilidad de algunos de los árboles donde se instalan las colonias, que se ven además gravemente afectados por las deposiciones de las garas, cigüeñas y espátulas que instalan sus nidos.

En la bahía de Cádi son los perros cimarrones los que causan pérdidas de puestas y pollos en los nidos que se instalan en el suelo, y tanto aquí como en Isla Cristina y Doñana, pese a tratarse de un espacio protegido, se producen alteraciones por intervención humana.

Muchas de las onas de alimentación de las espátulas no están en el interior de espacios protegidos, como ocurre con las colonias de cría. Por este motivo, la presión urbanística puede afectar a la disponibilidad de agua en dichas onas.

La contaminación es otro factor a tener en cuenta. En el Odiel, por ejemplo, se dan altas concentraciones de plaguicidas y metales pesados, como así se ha comprobado al analiar huevos y pollos de espátulas.

Las medidas de conservación llevadas a cabo en las colonias de Odiel han incluido la protección de los nidos mediante plataformas y su traslado a onas con menos problemas, mientras que en Doñana se procura limpiar los árboles del guano que depositan las aves y se repueblan los alrededores con plantones jóvenes. También se intenta atraer a las aves a instalaciones artificiales y a onas poco peligrosas de vegetación palustre.

La cría en cautividad a partir de huevos arrastrados por la marea es otro sistema que se ha puesto en práctica con el fin de crear nuevas colonias en onas con menos riesgo, dentro de las marismas del Odiel, y se mantienen trabajos de investigación aplicada a la conservación de esta especie.

Entre otras medidas que conviene tomar a corto o medio plao habría que mencionar el control de perros asilvestrados y la protección de las nuevas colonias de cría, en las marismas y en Extremadura, y de los lugares de alimentación, garantiando la disponibilidad de agua en estas onas a lo largo del verano.

La población mundial se estima en 58.000-69.000 parejas y parece hallarse en declive en todas partes salvo en Europa, donde se localia entre el 50 y el 75 por ciento del total. La población española de Espátula común ha mostrado importantes fluctuaciones a lo largo de los años, con una fuerte ala a partir de 1996 y un acusado descenso en 1999 debido a la escase de agua. Cifras más recientes sitúan a la población en una cifra cercana a las 2.500 parejas. La población invernante en Andalucía ronda las 400 aves por término medio.

Compártelo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *