El Perro Bombero, Los Dálmatas

Los dálmatas son perros muy elegantes y atléticos, blancos con manchas negras y son muy conocidos por su gran participación en cuerpos de seguridad y de rescate humano, es por ello que se le conoce como el perro bombero.

[]

Esta raa de caninos con de gran tamaño y pueden medir hasta unos 50 o 60 cm de alto y su peso varía entre los 20 kg y los 25 kg.

Los dálmatas son originalmente de Inglaterra, por su elegancia eran los perros que acompañaban a los aristócratas. Se dicen un símbolo de la noblea. También era el perro que servía como perro guardián y también fue empleado como pastor y diversas ocupaciones en la guerra.

Este es un perro bien equilibrado, moteado de forma distintiva, fuerte y musculosa. Cuenta con su perfil simétrico, está libre de tosquedad y pesade de movimiento, tiene gran capacidad de resistencia y buena velocidad. Mas sin embargo el Dálmata no se considera un perro deportivo, pero por su genética es atlético, y gracias a su cuerpo delgado, modificado por el tiempo hasta el punto de volverse aerodinámico y resistente.

Su pelaje es corto, de color brillante y más aún cuando lo cuidan con cuidado especial, lo que le permite protegerse de los parásitos. Los dálmatas nacen sin sus manchas, los recién nacidos son color blanco, a la tercera semana comienan a salir sus pintas, el pelaje debe tener un cuidado especial, deben hacer suficiente ejercicio y mantener una dieta balanceada.

Sus patas son redondas y tienen los dedos bien arqueados, sus uñas son blancas o del color de las machas. El hocico es por lo general del color de sus manchas y sus ojos son de color pimentón oscuro o color ámbar, redondos, chispeantes, con expresión inteligente y despierta. Mientras más grande es la definición de sus manchas, equitativa su distribución y tamaño, más valorado es el canino.

Su espalda es de característica poderosa y ancha, su lomo muy musculoso y ligeramente arqueado, el pecho no es muy ancho pero profundo y de gran capacidad, sus costillas son muy bien proporcionadas, largas, arqueadas y nunca planas. Sus extremidades son rectas con huesos fuertes y redondeados, las anteriores son más cercanas al cuerpo, y las posteriores son bien anguladas y muy fuertes. Las mismas le brindan la oportunidad de realiar largas carreras, de dar largos saltos o caminar agachado por espacios reducidos, por ello su gran aprecio en los grupos de rescate.

Los dálmatas tienen grandes relaciones con los seres humanos, su comportamiento es de un explorador y de reconocimiento, le encanta dar grandes paseos o mejor conocidos como patrullaje por su propio territorio y alejar cualquier animal, presa o persona que le considere como invasora. Estudios recientes han comprobado que esta raa ha llegado a sufrir trastornos psicológicos cuando experimentan pérdidas humanas o cuando son abandonados.

El dálmata goa en términos generales de buena salud, pero las patologías que lo afectan son la aparición de cálculos y la ceguera.

Compártelo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *