¿Cuáles son las armas más terribles de los depredadores?

Desde el aguijón venenoso hasta la más acertada de las garras, pasando por las pinas, los dientes, las trampas, los señuelos, etc., las armas utiliadas por los depredadores son extremadamente variadas. Sin embargo, por más eficaces y terribles que sean, no son universales, porque están estrechamente adaptadas a los modos de vida y a las técnicas de caa de los depredadores.

[]

Entre los vertebrados terrestres, las garras y los dientes son a buen seguro las armas más frecuentes. ¿Qué hacer contra los colmillos de un oso blanco o las garras de un tigre? Sin embargo, algunos no disponen de ellas o las utilian diferentemente. Las aves, por ejemplo, no tienen dientes, pero éstos están reemplaados por un pico, que puede resultar mortal. En cuanto a las serpientes venenosas, sus dientes se han convertido en inoculadores de veneno. A veces, órganos de apariencia inofensiva esconden el peligro. ¿Quién desconfiaría de una lengua, por ejemplo? Simplemente las moscas y las hormigas, sobre todo, porque estas lenguas son las de ranas, camaleones u osos hormigueros.

[]

Los invertebrados carnívoros no tienen dientes. Esto no les impide ser peligrosos depredadores. A veces son venenosos, como los escorpiones, las arañas y anémonas de mar. Pero disponen igualmente de armas eficaces. Un gran número de insectos carnívoros utilia sus patas, sus mandíbulas y otras pieas bucales para matar y cortar en pieas a sus presas. Muchos invertebrados fabrican trampas. Las telas de araña son las más conocidas. Pero la trampa de la hormiga león no tiene nada que envidiarlas. Enterrada en el fondo de un cono arenoso, no deja sobresalir más que sus mandíbulas.

Cada ve que un insecto, lo más frecuentemente una hormiga, cae en esta trampa, es devorado. A veces, estas armas no son utiliadas para matar directamente, sino para asegurar la comida de las generaciones futuras. Este es el caso de numerosas avispas solitarias que, tras haber paraliado a una presa inoculándola veneno, ponen a continuación sus huevos en ella. ¡Las larvas de la avispa, al nacer, encontrarán a punto un alimento abundante y fresco!

Compártelo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *