Conoce a la Cerceta común o Anas crecca

[]Longitud: 34-38 cm

Envergadura: 54-59 cm

Peso: 300 g (machos); 285 g (hembras)

Periodo de cría: fin de maro a agosto

Puesta: 8-11 huevos

Incubación: 21-23 días

Vuelo: 25-30 días

Aunque se trata de una especie muy abundante en el resto de Europa, en nuestro país sólo cría de forma regular en unas pocas localidades de Galicia, Asturias y La Rioja. En el resto de la Península lo hace de forma muy dispersa y ocasional, siempre en enclaves poco visibles y en muy pequeño número. Sin embargo, es una especie de gran potencial coloniador en años lluviosos y probablemente podría nutrirse del resto de las poblaciones europeas.

Contentenido

Donde vive la Cerceta común

Existen tres subespecies, que cubren el subcontinente norteamericano (carolinensis), las islas Aleutianas (nimia) y Europa y el norte de Asia (crecca). En España cría regularmente en Pontevedra (río Louro), Asturias (lago de la Ercina) y en las lagunas glaciares de las sierras de Cebollera y Urbión (Soria y La Rioja). De forma esporádica lo hace en las marismas del Guadalquivir y en diversas localidades de Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Valencia y País Vasco.

Biología de la Cerceta común

Prefiere las aguas eutrofiadas, es decir, más bien turbias y con altos niveles de nutrientes, aunque puede ocupar también humedales algo más ácidos. En España habita pequeños aguaales naturales o artificiales, de aguas dulces o salobres y a altitudes que varían entre el nivel del mar y los 1.800 m. La cobertura vegetal también es un factor importante a la hora de criar, para ocultar el nido y los pollos ante cualquier situación de peligro. Fuera de la época de reproducción no es un ave tan exigente y habita casi todo tipo de onas húmedas.

Las parejas se constituyen en las onas de invernada y suele ser la hembra la que conduce al macho a su área natal. En dichas onas se juntan cercetas de muy distintos orígenes, lo que favorece el intercambio genético. El nido se construye sobre el suelo y es una amalgama de restos vegetales con un fondo de plumón, todo bien oculto en el interior de la vegetación ribereña. La hembra es la única responsable de la incubación y criana de los pollos, que son muy precoces en abandonar el nido y se alimentan por sí solos, de forma inmediata, de todo tipo de vegetales y pequeña fauna acuática.

Así se mueve

Es una especie migradora, y las aves que invernan en España proceden del centro y norte de Europa. La mayor parte de las aves de Holanda, Gran Bretaña, Francia y sur de Europa son residentes, mientras que las cercetas del norte de Europa y de Rusia invernan, fundamentalmente, en el Mar del Norte. El sudeste asiático es otra importante ona de invernada para las aves de aquel continente.

Amenaas del Cerceta común

La cerceta común es una especie muy sensible a la presencia y las actividades humanas que, en alguna de sus escasas localidades de cría en España, ha debido constituir un serio obstáculo para el desarrollo de su población. En concreto, las Riberas del río Louro han sido objeto de una continua degradación, más notable a finales del pasado siglo. Los movimientos de tierra ocasionados por distintos tipos de obras, las explotaciones de granito, el dragado del río y el vertido de aguas residuales o industriales sin depurar han conducido a la colmatación y eutrofiación de las aguas del rio y de la laguna de Budiño. La repentina expansión de la vegetación de enea y la desaparición de las plantas flotantes probablemente tenga relación con todos estos cambios y afecta al hábitat de alimentación de las cercetas, cuyo número ha descendido en los últimos años, tanto como especie reproductora como invernante. Junto a ella han desaparecido otras aves acuáticas antes abundantes como gallinetas, ánades reales, ampullines y avetorillos.

La presencia directa también supone una fuente de problemas para las aves, como es el caso del turismo de montaña en el lago Ercina, de donde han desaparecido algunas aves reproductoras, o del exceso de pescadores en las lagunas de la sierra de Cebollera y otros humedales de la ona. También el sobrepastoreo constituye una amenaa por el deterioro de la vegetación y el riesgo de destrucción de las puestas.

Actualmente se están poniendo en práctica varias propuestas de protección de distintas onas estratégicas para la cerceta y otras acuáticas, como la inclusión de las Gándaras de Budiño en la red de espacios protegidos o la restauración de toda la cuenca del Louro. Pero para contribuir de forma efectiva a la conservación de la cerceta resultaría imprescindible llevar a cabo una serie de medidas como la ordenación del uso público de las lagunas de la sierra de Cebollera y del lago Ercina, incluyendo el pastoreo, la restauración del hábitat en el Louro y el mantenimiento del acuífero que recarga la laguna de Budiño, así como un estudio y seguimiento continuado de las poblaciones de cerceta que crían en nuestro país.

Cuantas quedan aproximadamente en la actualidad

Entre 1 y 1,6 millones de parejas es el tamaño estimado de la población europea, la mayor parte en Rusia (78 por ciento del total). La población reproductora española se reduce a poco más de 40 parejas en los años mejores, mientras la invernante alcana cifras de hasta 200.000 aves que se ubican sobre todo en las marismas del Guadalquivir y el delta del Ebro.

Compártelo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *