Cernícalo primilla o Falco naumanni

[]Longitud: 30 cm

Envergadura: 58-72 cm

Peso: 130 g (macho); 175 g (hembra)

Periodo de cría: fin de febrero a julio

Puesta: 3-5 huevos

Incubación: 28-29 días

Vuelo: 28 días

El Cernícalo primilla o Falco naumanni tras un periodo de dramático descenso de su población, a lo largo de la segunda mitad del pasado siglo parece haber recuperado cierta estabilidad. Además, un mayor esfuero de censo ha revelado que sus efectivos son algo mayores de lo que se pensaba hace una década.

Siendo una especie colonial y con una notable dependencia del medio rural, no cabe descartar un nuevo y grave declive ante los actuales cambios agrícolas y la destrucción de antiguas edificaciones que utilia para nidificar.

Contentenido

Dónde vive el Cernícalo primilla

Se distribuye de forma discontinua por el norte de África, Europa y Asia, desde Iberia basta las estepas asiáticas y el norte de China. Cría en la península Ibérica, Francia, Italia, Grecia, Marruecos, países balcánicos, periferia del Mar Negro y del Caspio, y Oriente Próximo.

Biologia del Cernícalo

El hábitat natural del Cernícaro primilla son las llanuras, estepas y cultivos, raramente por encima de los 500 m de altitud. Depende en gran manera de la alta densidad de presas, insectos principalmente, en su área de cría y de la presencia de abundantes grietas y cavidades para instalar el nido, por lo que puede formas colonias en lugares apropiados de paredes rocosas, cortados e, incluso, cantiles costeros. Sin embargo, su hábitat de nidificación más frecuente en la Península son las construcciones humanas, edificaciones abandonadas, iglesias, cortijos o parideras, y no es infrecuente verles sobrevolar en gran número por los cielos de las poblaciones donde se instalan, meclados con grajillas, vencejos, aviones y otras aves urbanas.

El nido es una pequeña depresión o una cavidad sin ningún tipo de revestimiento, a veces bajo las tejas desprendidas de algún viejo edificio. La puesta suma de 3 a 5 huevos y los pollos permanecen en el nido alimentados por ambos progenitores incluso durante un breve periodo posterior a la adquisición de la capacidad de volar.

¿Es una especie migradora?

Especie migradora, la mayor parte de las aves españolas sólo permanecen en periodo estival, entre febrero y octubre. Algunos adultos, sin embargo, invernan en onas del valle del Ebro, Extremadura, Andalucía y Castilla- León. Tras la cría, en el mes de julio, realian desplaamientos pre migratorios hacia el norte de la Península, formando dormideros de hasta 1.000 ejemplares.

Las principales onas de invernada se sitúan al sur del Sahara, llegando también hasta el este y sur del continente africano.

Amenaas del primilla

Los cambios en la política agraria en la Unión Europea parecen ser uno de los principales factores de riesgo de esta especie, que ve reducir sus hábitats de alimentación por la intensificación de los cultivos, el abandono de tierras o la conversión a regadíos. Es evidente que la utiliación masiva de pesticidas y la pérdida de linderos y eriales ha disminuido notablemente la disponibilidad de insectos, principal alimento del primilla. Adicionalmente, la acumulación de pesticidas organoclorados o de otro tipo puede causar serios problemas de infertilidad o incluso la muerte de aves adultas, que ingieren insectos contaminados. La pérdida de hábitat en las onas de invernada puede ser un problema añadido, si el desarrollo demográfico y económico en los países africanos no sigue unos modelos compatibles con la conservación del medio.

La pérdida de sitios de nidificación es otro problema. Por una parte la ruina y derrumbamiento de antiguas construcciones donde existían colonias de primilla, por otro las remodelaciones o refueros de edificios eliminando las grietas y tejas sueltas donde criaban las aves y sin adoptar medidas sustitutorias, bastante sencillas y probadas con éxito por SEO/BirdLife en distintas localidades. El desarrollo urbanístico en los núcleos urbanos y sus alrededores también resta espacio de melificación y alimentación a los primillas.

Existen varios proyectos de conservación de este cernícalo que van desde la recogida y criana de pollos caídos de los nidos, hasta la cría en cautividad y reintroducción. También se ha probado la instalación de nidos artificiales, normalmente con resultados positivos. Todos estos métodos son válidos Siempre que uno de los problemas básicos del primilla, la escase de alimento, se solucione. Para ello sería necesario promover políticas agrícolas menos agresivas, manteniendo cultivos extensivos y con menos utiliación de pesticidas. Incentivar, en términos generales, el cuidado del entorno en las onas aledañas a las colonias de primilla y el, diseño de rehabilitaciones y planes urbanísticos que contemplen la conservación de ésta y otras especies de aves frecuentes en los medios humaniados. Ello debe ir acompañado de la designación de suficientes espacios protegidos para la especie.

Compártelo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *